Murteira Grave na Aplausos

Aqui pode comentar acerca de todas as ganadarias de touros bravos

Moderador: ForumTouradas.com

Responder
Mensagem
Autor
Avatar do Utilizador
Terceirense
Forcado
Mensagens: 117
Registado: terça jun 08, 2010 9:12 pm
Localização: Ilha Terceira

Murteira Grave na Aplausos

#1 Mensagem por Terceirense » quinta fev 23, 2017 5:33 pm

Reportagem sobre a ganadaria Murteira Grave, no semanário taurino espanhol, Aplausos.

Imagem
Imagem
Imagem
Imagem
Imagem
Imagem
Imagem
Imagem
Imagem

Murteira Grave: Deseos de reconquista
“Está siendo muy difícil entrar en España otra vez. Y es increíble porque durante décadas, Murteira Grave exportó el 50% de su producción para España y Francia”, asegura el ganadero Joaquim Grave.
Por Aleyda Baz

Los próximos frutos de la temporada presente están alimentándose en Galeana a base de pienso desde el pasado otoño. “Aunque haya una importante sequía y el pasto no sea abundante, los toros comen pienso todos los días. Es mucho más caro pero no les falta de nada. Aquí el toro es el rey y señor”. A Joaquim Manuel de Vasconcellos e Sá Grave no le importa invertir en lo que es su pasión. Su vida. El toro bravo. A pesar de que los beneficios no sean los ideales: “Para los ganaderos que no lidian en el circuito de las ferias es una ruina, pero yo prefiero gastar el dinero en esto y no en otras cosas”. Y no sólo el gasto es económico, sino también de tiempo, de dedicación. “Llevo viviendo aquí quince años y cuando mi padre hizo las partidas, hablé con mis hijas y con mi mujer y les dije que quería vivir en la finca. A ver si consigo recuperar la ganadería. Este negocio no se puede gestionar con el móvil. Pedí traslado a una localidad más cercana de la finca para seguir trabajando en la investigación, pero decidí que no, que debía estar las 24 horas del día”. Veterinario de formación e investigador de profesión, el propietario de Murteira Grave persigue el objetivo de recuperar las cotas alcanzadas por su padre en los años de bonanza de la ganadería. “Es verdad que tuvimos un bajón en el cambio de siglo. Mi padre estaba un poco mayor y las últimas comparecencias en plazas de primera no funcionaron. Los toros se pararon. Me acuerdo de dos corridas en Madrid y una en Zaragoza. Aparte de eso hubo dos enfermedades que contribuyeron en la dificultad de mandar toros a España, que fueron la crisis de las vacas locas y la lengua azul. España se cerró y hubo un año que no se lidió ningún toro portugués. Y cuando uno no está, viene otro que ocupa tu lugar”. Sin embargo, Murteira Grave sí puede presumir de triunfos consecutivos en su tierra. En Portugal es profeta. “Seguimos teniendo mucho cartel y en la temporada 2015 y 2016 acaparé prácticamente todos los premios. Además, del año pasado destacó la corrida de agosto de Lisboa. Fuera de serie. Fue televisada y tuvo un impacto superior. Una corrida muy buena, brava, con casta. Me quedé muy contento aunque siempre quiero más”. A pesar de que, incluso, de esa corrida decidió quedarse con uno de los ejemplares: “Como aquí en Portugal es el ganadero el que indulta, me quedé con uno de Lisboa de ese día, del 25 de agosto. Fue el toro de Luis Rouxinol, uno castaño”. Lo tuvo que ver muy claro para apostar por él. Y así fue: “Tuvo raza, que es algo que me encanta. Y humillaba. El que no humilla, no me sirve. Y empujaba con el morro por el suelo. Fue un toro fijo, con tranco. Emocionó”.

Pero, con todo lo que describe, sigue queriendo más. Y en ese “más” está el volver al mercado español. “La temporada pasada ha sido muy buena pero el sitio que yo quiero reconquistar es el mercado en España”. El pasado septiembre lidiaron seis toros en Villacarrillo (Jaén) tras nueve años sin pisar tierra española. La corrida “fue demasiado fuerte para un pueblo pero salió muy buena, le dieron la vuelta al ruedo a un toro y se cortaron un total de cinco orejas. Pero aún así, está siendo muy difícil entrar en España otra vez. Y es increíble porque durante décadas, Murteira Grave exportó el 50% de su producción para España y Francia y, en este momento, apenas estoy lidiando”. Esa mitad de los toros de saca se repartían por todas las plazas del territorio, entre ellas Pamplona y Bilbao: “De Pamplona tenemos el premio al toro más bravo y hemos ido cuatro años seguidos. De Bilbao también tenemos premios, de Madrid al de la mejor corrida y al mejor toro. Y eso en muchas plazas de España. Hay un currículum y un pasado bonito. Mi padre fue un ganadero muy especial, empezó de la nada, de cero, y en sus tiempos logró un sitio en el mercado que yo todavía no he conseguido recuperar”, confiesa.

ADAPTADO A LOS TIEMPOS

Y para recuperarlo, Joaquim Grave podría seguir las mismas directrices que su padre. Sin embargo, aunque la base es la misma, el ganadero actual opina lo siguiente: “Desde niño, desde que yo nací, he escuchado que los ganaderos han sido siempre capaces de crear el toro que la sociedad y la época piden. Y si es así, para mí, la embestida en el último tercio es más importante”. Y aclara: “Lo ideal es que las becerras sean buenas en el caballo y que continúen siéndolo en el resto de la lidia. Pero eso es lo ideal. La bravura total. Pero también le digo que si tengo una becerra que apenas cumple en el caballo, que ande regular, pero sea extraordinaria en la muleta, yo me quedo con ella. Si es al revés, no”. Le insistimos en que, entonces y en su caso, el caballo ha dejado de tener esa importancia clave. Aclara: “Lo que yo busco son embestidas que me emocionen. Para mí, eso de que la bravura está en el caballo era en el siglo XIX. Lo digo así de claro. Ir al caballo no es más difícil ni es más exigente físicamente que humillar treinta o cuarenta veces detrás de una muleta. Lo tengo clarísimo. Claro que les doy tres o cuatro puyazos mínimo. Siempre. Pero lo que valoro es la actitud del animal. Y doy mucha más importancia a los rasgos de comportamiento cuando están más cerca del final de la lidia que al principio. Porque al final, el animal debe sobreponerse al déficit de energía que le queda porque naturalmente está cansado. Y tiene y sabe a lo que va. Sabe que no va a conseguir coger el engaño pero sigue intentándolo de todos modos. En el caballo, claro que me gusta verlas arrancarse de lejos, con son, con tranco… Pero una cosa es lo bonito y, lo otro, la vida real”.

Y en esa realidad, en esa actualidad, lo que más se destaca últimamente del ganado de Murteira Grave es la raza. Cualidad que persigue el ganadero portugués en ese afán de volver a sonar con fuerza: “Es lo que busco. Cuando empecé con la ganadería es verdad que estaba un poco desrazada. Mi padre acertó en algunas ocasiones y, en otras, no. Como me pasa a mí. Y en ese momento los toros se paraban mucho. Ese fue mi trabajo. Una travesía en el desierto de diez o doce años aquí, en la finca, trabajando. Y no sé todavía si lo voy a lograr”. Sigue en ese empeño. Y seguirá. Porque desde que empezó a conocer al toro bravo no puede vivir lejos de él: “Soy veterinario, he sido forcado… Y cuando uno empieza a ser forcado igual lo hace para impresionar a la novia del tendido. Algo así. Pero a medida que fui estudiando al toro de un modo científico, me di cuenta de que era como una droga. Me fui apasionando”. Y eso, es para toda la vida.

CAMADA CORTA EN 2017

Sus éxitos en Portugal casi dejan de ser noticia por repetirse uno tras otro y año tras año. El crédito lo tiene conseguido. Este año, debe mantenerlo con una camada más corta de lo habitual: “No recuerdo haber tenido nunca una así. Y es corta porque he lidiado muchas reses en edades menores: de novillos, de erales...”. La temporada pasada, además, volvió a anunciarse en España. Este año la idea es volver, además de seguir en su tierra: “Tengo dos novilladas, de las cuales una va para Mourao, y treinta toros cuatreños. De todos, va una corrida para Lisboa, que no sé todavía la fecha; otra para Abiul, una ciudad donde nunca he lidiado y va a ser una corrida mixta: cuatro toros a caballo y dos lidiados a pie. Y tengo otras dos corridas de toros que me las están pidiendo los empresarios portugueses pero las tengo guardadas todavía porque estoy intentando lidiarlas en España. Estoy en negociaciones y a ver si conseguimos ir a un sitio medio bueno”. Lo ideal sería anunciarse en plazas de primera como Madrid: “Pero no me quita el sueño. Me gustaría. Murteira ha lidiado 336 toros en Las Ventas, pero no me obsesiona”, concluye.

Imagem
Imagem


:arrow: http://www.aplausos.es/noticia/38008/no ... cache=true

Responder